Empolvado con ese tipo de pelusas y telerañas digitales que caen por allí, recuerdo ‘oh, antes de twitter solía tener un blog donde cabían mas de 140 caracteres’, así que aquí vamos, back to blog.

El tema: no he leido demasiados libros durante el 2013.  Si bien el club de lectura de NY me recomendó la trilogia de ‘The Hunger Games’ (no estoy segura que quiera opinar del tema) y aquí en Lima me animaron a leer ‘El secreto de Tedd y Todd’, pero ninguno me emocionó como esperaba, si bien el último me pareció bastante original.  Tal vez era que los leía con demasiada expectativa, me pregunto.  

Lo que sí creció fue mi ‘To read list’ pero ninguno me inspiraba suficiente curiosidad.

Y entonces me animé a leer un libro más, como antes, durante mi hora de almuerzo, en el bus, al final de día, mientras espero respuesta de un correo, en cualquier segundo disponible…y entonces sucede, cuando la historia te toma por sorpresa y las lágrimas comienzan a aparecer y son incontenibles.

No sé si debería estar registrar orgullosamente este dato, pero es la primera, sino la tercera vez que sucede en los últimos, digamos 3 años; y que yo recuerde, porque antes, me pasaba todo el tiempo.

Pero aquí los  ‘culpables’:

– Sarah’s Key: 

sk

Este libro fue mi primera selección para el club de lectura, pero siendo más histórico que emocional, no fue hasta que llegué a la última pagina que, como a uno de los personajes, me dí cuenta que es imposible ignorar la realidad, no importa cuando lo racionalices.    Para aquel final me senté en la entrada de la casa de Katonah, con toda la paz que trae los suburbios y me pareció lo mas justo del mundo dejar que la pena me envolviera.

 

 

 

 

 

– Cross Game: Vol 1:

cgv1

Yo sé que técnicamente no cuenta como libro pero aun así, en el tren de regreso a casa, quién se sentaba a mi lado no pudo evitar preguntarse porque de pronto saqué mi botella de agua y pretendí tener un gran resfriado, algo que por suerte no es tan increíble en esa época.

 

 

 

 

 

– The Knife of never letting go:

tkonlo

Si recomiendo este libro? sí, sí, sí.  Si recomiendo leerlo en lugares públicos? oh no, no, no.  Mmm, es decir ¿cómo prevenir el momento? en mi caso no podía.  El regresar de tu hora de almuerzo con pañuelo en mano, con la certeza que nada será igual… y prefiero mil veces dejar que un libro me rompa el corazón.

 

 

 

 

 

 

There you have.  I’m glad It happened.  It was sooo worthy.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s