En dias como estos recuerdo aquellos largos y divertidos paseos junto a Molly mientras intentaba no resbalarme mientras ella tiraba de la correa y le pedia un poco de piedad ya que el hielo no ayudaba a mi, de por si, desbalanceado, equilibrio. Pero lo disfrutaba enormemente, no recuerdo haber tenido otro trabajo (con paga) que me haya dado tantas satisfacciones como haberla visto aprender el truco de agacharse cuando se lo indicaba.
Molly ‘black lab’, la recuerdo con cariño estos dias, al igual que a todos mis amigos de nariz humeda y helada y especialmente a mi mejor amiga, mi unica y genial Jean, quien se podia pasar horas esperando a que abriera los ojos para darme los buenos dias sin atreverse a despertarme.
Randall, o Randy boy, como lo llama mi hermana, tiene un caracter de caballero y desmiente todo comentario sobre la rudeza de los Pitbull, mientras que su prima Molly, no cree en convencionalismos y expresa sin dudar su estado de animo, pero conmigo siempre fue dulce y la mejor de las compañias.
Me sigue sorprendiendo y admirando, esa manera unica en que me comprenden, a estas alturas, solo un no muy idealista ‘golden retriever’ me ha hecho renegar de los peludos, pero hay que entender que el mal caracter tambien se aprende, y en su caso era entendible. Al final, le perdono lo mordiscones, morentones, los polos, secadores, y juguetes rotos. Si alguna vez alguno funcionó para calmarlo fue ponerlo a escuchar la discografia de Joe Hisaishi… pero no por mucho.
Aun asi, no me cansaré de decirlo: mi trabajo soñado esta lejos de las computadoras, los edificios brillantes, los pomposos informes, los incomodos zapatos, los abrigos de moda y la neurosis de los jefes (y la mia de paso). Y en estos momentos lo añoro mas que nunca.
Jean, Tammy, la vivaz Molly, el amable Randall (y Billy), Gordon, Gussie, Valeria, (la cuidadora de Previ que me acompañaba a mi casa en las noches), los perritos que fueron rescatados por ASPPA y que encontraron un nuevo hogar (y aquellos que aun esperan encontrarlo), que bueno ha sido tenerlos en mi vida. En dias como este (lleno de trabajo del que no me gusta tanto o nada) me recuerdan que hay que seguir adelante para nuevamente encontrar el momento de salir a pasear juntos…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s