Miercoles, 28 de Marzo de 2007, NYC, USA

Caminaba este lunes tranquilamente por las calles de NYC (lo mas tranquilo que se puede caminar a 10 klm/h que hacen todos aqui) cuando de pronto note estos avisos que dicen… NYC capital mundial de la moda, creo que fue reaccion normal pero lo primero que se ocurrio fue hacer recuento de lo que llevaba puesto, como ya me conocen esto no tiene que ser ninguna novedad(flashback de mi ex jefe diciendome que tengo la blusa al reves), segunda reaccion , mirar alrededor y decir que, bueno, al menos no soy la unica que discrepa con esa opinion.

Mas adelante durante el dia salio el sol…asi que me dije que saldria a caminar un poco a mediodia para combatir la palidez, y bueno, que rapidos fueron que la gente ya vestia camisas ligeras, vestidos veraniegos e incluso sandalias…. ahhh ahora entiendo, moda, aja. Incluso en la oficina las cosas cambiaron, desde ayer las chicas cambiaron sus pantalones por vestidos veraniegos, y no solo el traje, los colores, totalmente primaverales, otra vez, capital mundial de la .mmmmoda. ahora si ya voy entendiendo mejor. Ademas de una de las chicas que vino aqui con un vestido cruzado, me tope con 2 mas con exactamente el mismo vestido … y no es que haya paseado demasiado, nuevamente: moooooda, la idea se va aclarando en mi mente.

Una vez mas al mediodia sali a caminar, le he dicho a mi jefe que estoy haciendo ‘research’, me ha dicho ‘what is that?’, otra vez ‘research’, ahora si me entendio, y sabiendo lo profesional que soy me pregunto en que, y como tampoco le podia mentir le explique lo interesante que resulta para mi .. ‘food’, sip, he llegado hasta New York, mejor dicho, a Manhattan a conocer mejor… la comida, pero en serio, hay de todos los tipos. Como les contaba, este lunes no traje almuerzo, asi que me propuse comer una tradicional salchicha americana, pero luego que habia salido me di con que solo tenia 3 dolares, chispas, ademas, no tuve la valentia de comermela en la calle y malograr mi atuendo(mas) con alguna mancha. Asi paseaba por alli mirando, uh, hay carritos de comida en cada esquina, pero tampoco el precio de los platos bajaba de 6 o 7 dolares, entonces lo vi MCDONALDS. Uds que me conocen diran…. que???? Pero la explicacion es valida, veran, el motivo de mi emocion era que en ese momento era lo unico que me podia costear (fajitas de US$1.99), en momentos asi no soy muy exigente.

Pero en lugar de entrar alli, sin querer entre por otra puerta, era una esquinita, donde preparaban enrollados con carnes y ensaladas con nombres raros, era como al paso porque apenas entras ya estas en linea y solo te queda seguirla para poder salir por la otra puerta. Un segundo antes ya me sentia un poco mareada, en mi exageracion llegue a pensar que si no comia me desmayaba, ni siquiera queria pensar en que me vieran en las noticias. Por eso no se que expresion tendria en mi cara, pero mientras pasaba por delante del chico que toma las ordenes y las prepara, tuve que pretender que no estaba interesada en el menu, hasta que alcance la puerta de salida, segun yo, muy a lo detective, culmine mi mision, desapercibida, en ese momento, estando ya con un pie afuera, el chico me dice ‘Miss Miss’, mi primer pensamiento fue que me iba a dar propina, me preocupe por la cara de hambre que tendria y me acorde de mi mama cuando le ofrecia algo de fruta a la gente que pasaba cuando los veia pobres. Efectivamente me ofrecio un trozo de carne, pero, explicandome que era para que probara, degustacion, que seguramente no conocia mucho ese tipo de comida pero que me iba a gustar. Agradeci, y como si algo me jalara desde afuera retrocedi para no tener que explicar, que no era tema de gustos el motivo de mi huida.

El sabor era diferente y muy rico, entre preparado a la parrilla y asado, y mi consuelo fue pensar que habia sido salvada del desmayo (5 gramos de pollo pueden lograr maravillas en estos casos). Y de pronto, escuche la filamornica y pajaritos cantando a mi alrededor: un cajero que aceptaba Master Card, asi que rogue haber dejado de pagar el cable(las cosas que una pide) y poder retirar $20, y asi fue, asi que feliz, regrese a la tienda y con cara de niña que acaba de ganar la loteria le dije ‘he vuelto’, pedi lo mismo que una señora que acababa de ordenar, que por cierto le hablo en un lengua extrañisimo, lo que ordeno era un enrollado, en una tortilla de pan, muy rica y fresca, y el relleno era una ensalada de lechuga, tomate, pepinillo y cebolla, con un par de salsas que no sabria identificar, y trozitos del pollo que me habia invitado. Una de las salsas era picante, y como vi que iba a ser demasiado enrollado para mi, le pregunte si la salsa picaba demasiado, pensando en que mi hermana no se lleva bien con el picante; el chico me dijo que mas o menos, para luego preguntarme si yo era mexicana, seguramente porque aqui, el picante mexicano es el que da la nota. Minutos despues estaba en la oficina lagrimeando un poco, gracias a los mexicanos…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s